El estado de emergencia es de todos

Maribeth Soto analiza el problema de la violencia de género y la acción gubernamental para erradicarla.

El gobernador Pedro Pierluisi, estableció una Orden Ejecutiva (OE) el pasado 25 de enero de 2021, donde se declaró un estado de emergencia debido al alza en casos de violencia de género. Estos expresan que entre las manifestaciones que se suscitan figuran las siguientes: amenazas, agresiones, maltrato emocional y psicológico, violencia sexual, persecución y aislamiento. Esta ha sido una realidad con la cual batallamos por décadas, no obstante, ahora siendo mucho más enfatizada gracias al desarrollo tecnológico, junto a otros mecanismos que han ido creando un despertar y mostrando cuan ocurrente es esta problemática. La violencia de género afecta de manera desproporcionada a la mujer, y aunque el hombre o la mujer pueden sufrirlo, es la mujer quien enfrenta mayor potencialidad de ser abusada. Recalcando que este tipo de violencia radica en violaciones a los derechos humanos de toda persona que es víctima de estos crímenes.

En la pasada OE, donde se estableció este estado de emergencia, se instituyó el establecer y ejecutar programas de protección, prevención, y orientación, protocolos de acceso a vivienda, servicios de salud, educación, y trabajo, con la intención de impactar y disminuir la incidencia, como también, tener la posibilidad de tratar la situación luego de que ocurren estos casos. 

- PUBLICIDAD

Por otro lado, se ha mencionado que el estado de emergencia ha sido un reclamo que se ha llevado a cabo por organizaciones feministas y grupos de la sociedad civil en la Isla anteriormente, lo cual era un tema que no fue atendido por el pasado gobernador Ricardo Rosselló, y fue vagamente atendido por la pasada gobernadora Wanda Vázquez. No obstante, Pedro Pierluisi ha sido quien tomo la determinación.

El en cuanto a crímenes relacionados a la violencia de género y los femicidios han aumentado de forma alarmante. Desde el 2018, se abogaba por el estado de emergencia, debido a que activistas comenzaron a investigar la desaparición de muchas mujeres en Puerto Rico. Por otra parte, se indica también que según un informe realizado por el Proyecto Matria, y otros grupos, que decenas de casos no son considerados cual su delito por las autoridades, y, aun así, determinaron que una mujer es asesinada cada semana.

El huracán María propició que se pudieran estudiar casos, aunque, ha sido a consecuencia de la pandemia del coronavirus que se ha podido ver un alza mayor, no solo en Puerto Rico, sino en toda Latinoamérica. Estos mencionan que las organizaciones civiles que buscan motivar a la protección de la mujer también intentan que se logre establecer un plan de acción que provoque mayor impacto social y político, encaminado a reforzar una educación que incluya temas de género en las escuelas. Puesto que por medio de una educación inclusiva podemos mitigar daños en contra del cuerpo. No solo protegiendo a la mujer, sino protegiéndonos todos como iguales.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario