Creando $15.5 billones de actividad económica en Puerto Rico

Puerto Rico necesita una transformación económica de $15.5 billones

Puerto Rico cerró 2020 con una contracción de -6.0%; Imaginemos cómo se vería Puerto Rico con un crecimiento real del 4% del PNB. Si Puerto Rico hubiera crecido al 4% ajustado por inflación, la economía habría aumentado $ 2.8 mil millones en términos prácticos.

- PUBLICIDAD

Supongamos por un momento que hiciéramos crecer nuestra economía a ese ritmo durante cinco años, Puerto Rico generaría alrededor de $ 15.5 billones en ingresos adicionales durante ese período. Estos son números aproximados, pero proporcionan órdenes de magnitud que son razonables, alcanzables si desarrollamos un plan para alcanzar nuestras metas.

Hemos desarrollado un camino para Transformar a Puerto Rico que, a su vez, crearía más de $15.5 billones en actividad económica, creación de riqueza, crecimiento de empleos y educación. Antes de analizar los beneficios de desmonetizar miles de contratos gubernamentales y negocios que ahora se pueden ofrecer gratis y en línea.

La transformación de Puerto Rico de $15.5 billones contiene los siguientes elementos:

• Altos niveles de empleo estable y bien remunerado en el sector no gubernamental.

• Una cultura social centrada en el desarrollo económico.

• La capacidad de insertarse en la economía global de manera efectiva.

• Estructuras de gobernanza flexibles adaptadas a los requisitos de la economía mundial.

• Un sector empresarial local competitivo, innovador y con capacidad exportadora.

• Una economía diversificada con altos niveles de productividad.

• Niveles de bienestar social comparables a los de los países más avanzados.

• Alta calidad del medio ambiente y excelente calidad de vida.

El viaje para implementar la Transformación de $15.5 billones Las metas Puerto Rico PRIMERO. Las metas son no solo una visión, sino que es un plan de pais que debe ser comunicada, discutida e implementada, y todo ciudadano debe entender, respetar y proteger las metas y debe ser seguidas por todos los ciudadanos de Puerto Rico.

Las metas Puerto Rico PRIMERO son las siguientes:

  1. Transformar a Puerto Rico en un país con un desarrollo económico robusto y con un crecimiento sostenido de 4% en diez años. Esta tasa de crecimiento es similar al crecimiento real anual promedio de la economía de Puerto Rico desde 1950 hasta el presente. Eso y el hecho de que se trata de una tasa de crecimiento que nuestros pares y competidores han superado en los últimos años sugiere que es un objetivo alcanzable. Previamente se indicó la inversión que sería necesaria para generar esta tasa de crecimiento en un período de cuatro años.
  2. Transformar nuestra estructura industrial en la que las actividades de manufactura, I + D y empleo se centran en la economía basada en el conocimiento con al menos un 25% del producto nacional bruto en 10 años: nuestro empleo directo en la manufactura de alta tecnología (aproximadamente el 5,0% del empleo total ) y el empleo en servicios avanzados directamente relacionados con la economia del conocimiento (alrededor del 10%) se acerca al 15% del empleo total de personas empleadas. El objetivo de alcanzar el 25% en diez años no es poco realista, principalmente cuando se considera la base de servicios avanzados existente. Una economía del conocimiento que crezca al menos a la tasa de economía general asumida del 4.0% generaría $ 3.5 billones adicionales por año.
  3. Crear 300.000 nuevos puestos de trabajo en el sector privado en los próximos diez años.
  4. Incrementar la tasa de participación laboral a 55% en diez años.
  5. Reducir la tasa de desempleo al 5% en diez años: los objetivos 3, 4 y 5 funcionan en conjunto.
  6. Cerrar la «brecha de desarrollo»: significa el porcentaje del PNB que representa consumo y el porcentaje que representa una inversión que en Puerto Rico supera ampliamente a la de nuestros pares. La estructura del ingreso en Puerto Rico (el 65% de los ingresos de la gente proviene de tres fuentes: empleo público, transferencias federales y economía informal) y la forma en que se ha estructurado el sistema tributario ha estimulado el consumo y no el ahorro y la inversión. Situarnos a la altura de nuestros competidores requerirá cambios profundos en el sistema tributario y un esfuerzo educativo que transforme la cultura del consumo en una de inversión.
  7. Pasar a una estructura de gobierno caracterizada por lo siguiente;no emplear más del 15% de la fuerza laboral ocupada y un Presupuesto Consolidado que no exceda el 25% del PNB: Actualmente, estas dos cifras rondan el 28% y 50%, tomando en cuenta consideración que el Presupuesto Consolidado incluye a las corporaciones públicas. Si bien este objetivo podría interpretarse como uno encaminado a reducir el Gobierno, que debe ser un objetivo social, el mero hecho de crecer a una tasa del 4.0% facilitaría su consecución.
  8. Incrementar el ingreso per cápita promedio en un 30% en diez años, de $ 20,873.00 a $27,134.00: se traduce en $ 7.2 billones de ingresos adicionales y políticas para mejorar la calidad de la fuerza laboral y facilitar la entrada al mercado.
  9. Transformar el sistema educativo desde el nivel primario hasta el universitario en uno centrado en el espíritu empresarial, los oficios y la transformación: esto es fundamental para lograr un sistema educativo más centrado en el espíritu empresarial y la creación de riqueza en lugar de educar estudiantes a buscar trabajo.
  10. Medirnos con todas las métricas internacionales para mantener la competitividad.

Es necesario tener una visión clara del futuro económico de Puerto Rico y considerar no solo el tamaño de la economía sino también sus características esenciales. Esta visión debe ser implementada y seguida por todos los ciudadanos.

Ahora bien es importante tener presente que “Las transformaciones no son carreras de 100 metros; las transformaciónes son maratones”; ayudeme a poner a Puerto Rico primero.

- PUBLICIDAD -
Artículo anteriorPreocupación de inflación fuerza venta masiva de notas del Tesoro
Artículo siguienteExpresiones de secretario de Estado crean conflicto en el PNP
El Sr. Rodríguez Castro es el presidente y director ejecutivo de Birling Capital desde su creación y administra todos los aspectos de su práctica. El Sr. Rodríguez Castro, con más de 25 años de experiencia, ha sido un ejecutivo clave en empresas gubernamentales, globales, multinacionales y públicas, así como un asesor corporativo clave para múltiples entidades en una diversa gama de segmentos de mercado. Ha participado en la estructuración de más de $ 10 mil millones en transacciones de Finanzas Municipales, Corporativas, Comerciales, Basadas en Activos, AFICA y Fusiones y Adquisiciones. El Sr. Rodríguez Castro ha sido director de UBS, presidente y CEO del Banco de Desarrollo Económico y ocupó cargos de alto nivel crediticio en el sector de banca corporativa. También es un líder clave en promover la participación del sector privado en la formulación de la política pública del país apoyando a los gobiernos en sus esfuerzos por lograr y mantener un desarrollo económico sostenido para Puerto Rico. Además de sus funciones administrativas, fue el fundador de la Coalición del Sector Privado, una asociación sin fines de lucro. Como miembro de la junta de la Cámara de Comercio de Puerto Rico a partir de 2006, organizó, fundó y preside la Conferencia de Puerto Rico una conferencia de inversión macroeconómica.
Escribir un comentario