Senado aprueba medida de Telemedicina

La intención es contrarrestar Coronavirus.

El Senado aprobó hoy a viva voz la Resolución Conjunta del Senado 491, radicada por el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz y a la que se unieron todos los senadores como coautores, que autoriza a todo médico autorizado a ejercer la práctica de la medicina en Puerto Rico, a atender pacientes mediante el uso de la telemedicina, consultas médicas telefónicas, o por cualquier otro método permitido, así como el monitoreo remoto de estos.

La Resolución entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación y estará vigente durante 90 días y puede ser prorrogable por un término adicional de 30 días.

“Confeccionamos esta medida con la intención de ofrecerle al pueblo puertorriqueño una herramienta que permita el acceso más ágil y efectivo a cualquier ciudadano que tenga una condición de salud derivada del COVID – 19 o cualquier otra condición que pudiera ser atendida mediante los métodos electrónicos, digitales, telefónicamente en lo que ya se conoce médicamente como la telemedicina”, dijo Rivera Schatz al defender la pieza legislativa de su autoría.

Argumentó que “estamos en un escenario donde hay un interés de evitar la propagación y el contagio, evitando el contacto físico o como se está denominando en los medios de comunicación el contacto social. Pues que una persona que tenga alguna condición no tenga que ir y desde su hogar pueda ser atendido”.  

“Esta medida va a permitir, no tan solo eliminar las trabas burocráticas, se suspende el reglamento y todas las circunstancias que estaban limitando el uso más amplio y efectivo de lo que conocemos como telemedicina, sino que funcione”, añadió Rivera Schatz, al informar que la Cámara de Representantes atenderá la pieza legislativa el próximo jueves.

El paciente que reciba atención médica mediante el uso de la telemedicina o teléfono, estará eximido de la cantidad fija que paga por estos servicios o copago durante la vigencia de la Resolución Conjunta. 

Mientras subsista la emergencia, todo médico podrá enviar una receta, referido u orden médica por fotografía o cualquier otro método electrónico y el proveedor de servicio que la recibe vendrá obligado a aceptarla, argumentó el presidente senatorial en la pieza legislativa.

También, todo médico autorizado a ejercer la práctica de la medicina en la Isla, podrá facturar los servicios provistos utilizando la telemedicina, por consultas médicas telefónicas o por cualquier otro método autorizado y las compañías de seguros de salud y la Administración de Seguros de Salud (ASES) “vendrán obligados a pagarla como si fuera una consulta presencial”. A esos fines, las compañías de seguros de salud y ASES, tendrán que proveerles a los médicos que así lo soliciten los correspondientes códigos para la facturación por los servicios de salud prestados por los medios aquí establecidos.

Asimismo, las compañías de seguros de salud y ASES vendrán obligados a incluir dentro de la cubierta básica y a pagar con fondos estatales o federales aquellas pruebas de diagnósticos y/o tratamientos médicos presentes o futuros para atender el COVID 19, conforme a los precios establecidos por el Center for Medicare & Medicaid Services (CMS) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. 

De igual forma, ASES atemperará sus requisitos para eliminar la firma del médico primario en una receta, referido u orden médica.

Como medida para reducir el contacto personal, el contagio y desalentar que los ciudadanos acudan a las oficinas médicas, en la Resolución se ordena a las farmacias que, durante la vigencia de la Resolución Conjunta, despache las repeticiones de aquellos medicamentos crónicos, aunque el paciente no posea repeticiones disponibles o una nueva receta. Para esto el paciente deberá mostrar el frasco del medicamento vacío en el que se especifica la dosis y la identidad del paciente. Se exceptúa de esto los medicamentos clasificados como narcóticos por las leyes o reglamentos federales o estatales.

Las disposiciones “siempre” respetarán la privacidad del paciente conforme a las disposiciones del Health Insurance Portability Act del 1996 y será de conformidad con cualquier ley o reglamento federal pertinente.

Esta medida es el resultado de una reunión que sostuvo ayer el Presidente del Senado con diversos profesionales de la salud, incluyendo al presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, Víctor Ramos, el doctor Carlos Mellado, entre otros para dialogar propuestas para contrarrestar el COVID 19. De igual forma sucedió con el secretario designado del secretario de Seguridad Pública, Pedro Janer y varias organizaciones policiales para atender las preocupaciones de la Policía más aún cuando desde ayer está vigente la Orden Ejecutiva de la gobernadora Wanda Vázquez Garced en la que se implementa un toque de queda para todos los ciudadanos y que concluye el próximo 30 de marzo de 2020.

En las reuniones le acompañaron los senadores Ángel “Chayanne” Martínez Santiago, Miguel Romero Lugo y Carlos Rodríguez Mateo.

Escribir un comentario