«Me preocupa los pacientes renales ante apagones», dice exepidemióloga del Estado Dra. Ángeles Rodríguez

Dra. Ángeles Rodríguez, epidemióloga.

Ante la fragilidad del sistema eléctrico en Puerto Rico infectóloga enfatiza en la ejecución de respuestas salubristas efectiva, incluyendo la temporada de huracanes.

Ante la falla del servicio eléctrico en Puerto Rico que para muchos pacientes significa la vida la infectóloga y exepidemióloga, Dra. Ángeles Rodríguez, expresó su preocupación por el manejo de la emergencia en pacientes crónicos de Puerto Rico, sobre todo aquellos de enfermedad renal, dependientes de diálisis. 

La reacción de Rodríguez se dio en medio de un apagón ocurrido en Puerto Rico debido a un incendio en un transformador  en la subestación de distribución de energía de Monacillo de LUMA, compañía que sostuvo que el sistema eléctrico se interrumpió como mecanismo de protección del sistema. 

- PUBLICIDAD

«Lo que más me preocupa es el paciente renal con necesidad de diálisis, y no sé si el Gobierno ha hecho algo para responderles a por ellos durante emergencias como estas, donde el servicio eléctrico es su vida.  Tengo un compañero de trabajo que murió por falta de electricidad para su diálisis. Él no quiso irse a Estados Unidos con su hijo por no dejar sus cosas y lo encontraron muerto, esto también pudo haber sido lo que ocurrió con el huracán María y las cuatro mil personas muertas, y apuesto a que muchas de ellas murieron por falta de energía eléctrica y servicios esenciales», enfatizó. 

 «Las emergencias de salud en Puerto Rico no debería ser atendidas solo por epidemiólogos en Puerto Rico, sino por equipos de bioseguridad debido al entrenamiento especial que este personal recibe en escenarios relacionados con armas biológicas, derrames tóxicos entre otras emergencias; y estas deberían ser manejadas por el Sistema de Manejo de Emergencias donde cada área tiene una responsabilidad y muchas de estas emergencias se pueden minimizar. Hay personas que no pueden poseer una planta, debido a los gases y está información también la deben tener los municipios donde residen estos pacientes con enfermedad crónica para que la respuesta a este tipo de emergencia sea inmediata y de identificarse que estas personas no tengan equipos necesarios trasladarlos al hospital más cercano», dijo. 

Utilizó como ejemplo el programa Ryan White, que ante una emergencia que afecte el suplido de medicamentos para pacientes con VIH activa inmediatamente su protocolo de suministros para estos pacientes directamente. 

De otra parte, enfatizó que los pacientes con diabetes y otras enfermedades crónicas como el cáncer, hepatitis C, artritis, deben tener un plan de contingencia personal por ejemplo, tener una nevera aparte con hielo para los medicamentos. Evitar abrir la nevera, bolsas pequeñas de hielo congeladas para preservar los alimentos y alimentos no perecederos que les ayude a conservar los alimentos en nevera por un tiempo prudente y sostuvo que el tiempo de descomposición dependerá de cada producto. 

Finalizó reiterando que es hora de que se repasen las respuestas salubristas en el país ante emergencias que puedan afectar a pacientes crónicos de Puerto Rico, sobre todo a evitar colapsos como lo ocurrido en el huracán María 

La incidencia renal en la isla se ha triplicado en los últimos 10 años, es decir, hay cerca de 6,100 pacientes en diálisis en Puerto Rico.

2 de cada 10 personas en la isla podrían tener insuficiencia renal sin saberlo, mientras que a nivel mundial es 1 de cada 10.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario