Los 180 días de la Gobernación de Pedro Pierluisi

Midiendo al Gobierno con barómetros económicos sin prejuicios 

Hemos dedicado este escrito a evaluar el comportamiento de la economía de Puerto Rico tras los primeros seis meses bajo el mandato del gobernador Pedro Pierluisi. Para medir el éxito de una gobernación se necesita mucho más que estas métricas. Sin embargo, hemos decidido utilizarlas ya que nos permite medir la dirección general del bienestar económico de la Isla, y también podemos comenzar a detectar patrones de crecimiento y mejoras en el orden del Gobierno. 

- PUBLICIDAD

El 2 de enero de 2021, el Gobernador Pierluisi, durante su discurso de toma de posesión, dio varias pistas de su estilo de gobierno, y vamos a destacar algunas de ellas. Una de las más destacadas fue «los necesito a todos», dijo sobre la Legislatura la primera vez, compuesta por cinco partidos y un senador independiente.

También dijo: «Vamos a dirigir los recursos a los que más lo necesitan… y a garantizar la prestación de servicios esenciales» y «Vamos a poner el gobierno a trabajar para ustedes».

Nuestro objetivo es determinar cómo el Gobernador ha desempeñado su labor, pero antes revisemos la forma que heredó a Puerto Rico utilizando los siguientes puntos de referencia y hacemos una comparación directa del progreso a partir del 2 de enero al  2 de julio de 2021, en una comparación medida por medida.

El día de la inauguración, el gobernador Pierluisi heredó los siguientes puntos de referencia, y comparamos el progreso a partir del 2 de julio de 2021:

Aún con el viento en contra por la pandemia COVID-19, vemos avances en áreas de importancia crítica 

  • Progreso económico: cuando el Gobernador Pierluisi asumió el cargo, la economía registraba una contracción de -4.40% en los últimos seis meses; el aumento de la actividad económica tiene la economía en -0.90%, lo que representa una mejora de 80% en seis meses. 
  • Crecimiento del empleo y reducción del desempleo: se observa una disminución en el desempleo de -11.83% en los últimos seis meses, bajando del 9.3% al 8.2%. Además, la tasa de participación laboral aumentó un 6.05% durante el mismo período, aumentando del 39.7% al 42.1% y aumentando en 14,000 plazas de trabajo. 
  • Tasa de propiedad de la vivienda: otra referencia fundamental que merece la pena destacar es el aumento de la tasa de propiedad de la vivienda hasta el 68.1%, subiendo del 60.9% un aumento neto de 11.82%. 
  • Industria de la construcción en alza: otra de las mejoras se observa en el crecimiento de la construcción que ahora se registra en un 17.3% versus el -5.60% de hace sólo seis meses 408.9% de aumento.
  • Las empresas puertorriqueñas que cotizan en Wall Street superan los índices de referencia: el Birling Puerto Rico Stock Index, que incluye a las cinco empresas puertorriqueñas que cotizan en la bolsa de valores de NY, ha subido a 2,488.38, un aumento del 22.46% en seis meses. 

Como se puede ver en estas referencias económicas, el Gobernador Pierluisi ha dirigido la economía de Puerto Rico hacia el crecimiento, el desarrollo y se demuetra mejoría en casi todas las áreas; una estrategia que confirma en estas métricas imparciales que le hemos presentado. 

El motor económico de Puerto Rico tiene que ser renovado, ya que los cierres forzados por la pandemia impuestos por la administración anterior obligaron a la mayoría de los negocios a cerrar 143 días durante el 2020 de los 288 días laborables hábiles, asumiendo una semana laboral de seis días.

En nuestra opinión, los avances críticos del Gobernador Pierluisi son los siguientes:

  • Tomar el control de la respuesta gubernamental del COVID-19: tomar el control mesurado de la pandemia del COVID-19 y relajar las medidas cuando se justifique y endurecerlas cuando fue necesario.
  • Vacunación masiva: el esfuerzo de vacunación masiva ha sido un éxito, con un 74% de todos los ciudadanos de Puerto Rico vacunados contra la COVID-19.
  • Colocar a Puerto Rico en la agenda de Washington: en áreas críticas como la paridad de Medicare y Medicaid y los esfuerzos de reconstrucción. Los fondos de reconstrucción, antes retenidos, se están desplegando ahora; la afluencia a la Isla incluye $83.00 billones relacionados con los huracanes, $600 millones asociados a los terremotos y $15.00 billones asociados a COVID-19 para un total de $98.60 billones, esto es suficiente para reconstruir toda la infraestructura crítica de Puerto Rico.
  • Liderazgo maduro: por último, tener un líder maduro y experimentado que permite a sus secretarios trabajar en equipo buscando muy poco protagonismo personal es una nota refrescante que recibimos del Gobernador. 

En el lado negativo, la mayoría de los expertos coinciden en que la mayor parte del reto del Gobernador se ve potenciado por dos frentes, las posturas de la Junta de Supervisión y Gestión Financiera y el Gobierno compartido con el liderazgo tanto del Senado como de la Cámara de Representantes perteneciente al partido Popular Democrático, a continuación algunas observaciones:

  • Trabajar en equipo con la Legislatura y la Junta de Supervisión y Gerencia Fiscal es la mejor manera de curar la crisis financiera que ha afectado a Puerto Rico, llegando a acuerdos con la FOMB, la Legislatura y el Congreso de los Estados Unidos: Hacerlo permitirá a Puerto Rico cumplir con los cinco años necesarios de presupuestos equilibrados y eventualmente regresar a los mercados de capital. Debemos mencionar que el Presupuesto del Gobierno recientemente promulgado es el primer presupuesto balanceado según lo requiere PROMESA; este es el tipo de acuerdo de trabajo que debe ser la norma, no la excepción.
  • La deuda en bonos de Puerto Rico: Aunque está en vías de resolverse, los problemas de carga de la deuda de Puerto Rico relacionados con la deuda del Gobierno afectarán a los avances del Gobierno en otras áreas.
  • Riesgo sistémico de Salud de Puerto Rico: Los desafíos que enfrentan los hospitales de Puerto Rico, e incluso los de Estados Unidos, se ven obligados a reducir los costos a costa de crear impactos potencialmente devastadores en las comunidades a las que sirven. Los hospitales perdieron $706.1 millones durante el año 2020, por lo que, el anuncio de que el Congreso de Estados Unidos va a asignar casi $3.0 billones anuales a Puerto Rico durante cinco años proporcionará estabilidad al plan de salud Vital y a toda la industria de salud.
  • Cambios demográficos y pérdida de población: Aunque los datos recientes sugieren que la migración se ha ralentizado, existe un consenso de que para el año 2025 nuestra población se acercará a los 2,8 millones. Esta disminución de la población supondrá una presión adicional sobre los escasos recursos del gobierno.

El Gobierno debe entender el éxito y saber reconocerlo a través de la evaluación de importantes puntos de referencia económicos. Debemos encontrar la manera de reforzar la forma de gestionar el Gobierno y disponer de las métricas adecuadas.

La evaluación comparativa es una función necesaria del Gobierno. Puede mejorar la supervisión y la rendición de cuentas de los programas, mejorar la eficacia y la eficiencia de los servicios y evaluar lo que funciona y lo que no, al tiempo que proporciona la información crítica necesaria para tomar decisiones políticas difíciles. 

Más que en cualquier otro momento de la historia reciente, el destino de Puerto Rico está en la balanza, y la dirección que tomemos es nuestra elección. Existen peligros relacionados con nuestra libertad, nuestra democracia y nuestra forma de vida. 

Durante décadas, optamos por ignorar las señales de la perdición inminente provocada por nuestros caminos erróneos, siempre con la esperanza de que, más adelante, todos los problemas se arreglarían por sí solos, pues no fue así. 

Uno de los ejemplos más claros de la inacción e imprudencia del Gobierno es el sistema de retiro de los empleados públicos. Desde su creación en 1951, el sistema de retiro comenzó con un déficit actuarial. 

El Gobernador Muñoz-Marín decidió conceder pensiones a los participantes que habían trabajado para el gobierno antes de crear el sistema de jubilación sin pagar sus cuotas. 

El sistema de retiro comenzó con un gran agujero que se suponía que se pagaría en 1981, y no se produjo.  A lo largo de los años, se concedieron cientos de leyes especiales y otros beneficios  siguieron acumulándose sobrepasando más de $50 billones de dólares de déficit actuarial hasta que el sistema quebró. Por eso, ahora el Gobierno tiene un plan llamado en Ingles Pay-As-You-Go o paga según vayas para satisfacer el pago de las pensiones. La respuesta de los políticos para no asumir la responsabilidad de quebrar el sistema de retiro y su terrible gestión en décadas de los sistemas de retiro es aprobar la Ley de Retiro Digno en un desafío directo a la Junta de Supervisión y Gerencia Fiscal conocida por su acrónimo en ingles “FOMB”.

En conclusión, la mejor medida de la fuerza de un pueblo es cómo se levanta para aceptar sus circunstancias, enmendar sus errores y cambiar su forma de proceder. 

Puerto Rico tiene la obligación de evaluar a sus lideres, al Gobierno y particularmente al Gobernador y eso es lo que deseo transmitirle en este escrito es cómo hacerlo.

Sólo cuando los líderes lleguen a verse a sí mismos como incompletos, como si tuvieran tanto puntos fuertes como débiles, serán capaces de compensar las habilidades que les faltan apoyándose en los demás.

- PUBLICIDAD -
Artículo anteriorExpectativa por lanzamiento de telediario en Puerto Rico
Artículo siguienteHaitianos indignados con intervención extranjera
El Sr. Rodríguez Castro es el presidente y director ejecutivo de Birling Capital desde su creación y administra todos los aspectos de su práctica. El Sr. Rodríguez Castro, con más de 25 años de experiencia, ha sido un ejecutivo clave en empresas gubernamentales, globales, multinacionales y públicas, así como un asesor corporativo clave para múltiples entidades en una diversa gama de segmentos de mercado. Ha participado en la estructuración de más de $ 10 mil millones en transacciones de Finanzas Municipales, Corporativas, Comerciales, Basadas en Activos, AFICA y Fusiones y Adquisiciones. El Sr. Rodríguez Castro ha sido director de UBS, presidente y CEO del Banco de Desarrollo Económico y ocupó cargos de alto nivel crediticio en el sector de banca corporativa. También es un líder clave en promover la participación del sector privado en la formulación de la política pública del país apoyando a los gobiernos en sus esfuerzos por lograr y mantener un desarrollo económico sostenido para Puerto Rico. Además de sus funciones administrativas, fue el fundador de la Coalición del Sector Privado, una asociación sin fines de lucro. Como miembro de la junta de la Cámara de Comercio de Puerto Rico a partir de 2006, organizó, fundó y preside la Conferencia de Puerto Rico una conferencia de inversión macroeconómica.
Escribir un comentario