Empleada municipal de Guaynabo denuncia patrón de maltrato

Alega que también fue agredida físicamente en una ocasión y que la administración no sirve porque el alcalde está totalmente desenfocado.

Una empleada del municipio de Guaynabo renunció el viernes, 16 de agosto denunciando un patrón de constante maltrato emocional y el caso omiso a la situación por parte del alcalde, Ángel Pérez Otero.

«Renuncio a esta administración la cual usted dice dirigir, que va de mal en peor con los atropellos que le están haciendo a los empleados»«La razón por la cual renuncio es debido al maltrato emocional que personas de esta administración y usted también me han causado» expresa en su carta de renuncia.

- PUBLICIDAD

La empleada narra en su misiva que Zulma Cruz, directora de la Oficina de Ayuda a Personas con Impedimento y Edad Avanzada le alteraba la paz con agresiones verbales constantemente. Según alega, un día este maltrato se tornó físico cuando esta misma persona la agredió.

Señaló que el mismo día que fue agredida por Cruz fue a presentar la queja ante Pérez Otero y este nunca le atendió.

«El mismo día que me agredió fui a hablar con usted y no me atendió» le cuestiona la oficinista al alcalde.

También denunció amiguísimos y poca atención a los guaynabenses.

«Esta administración se ha concentrado en ayudar a los familiares y amigos y a nosotros los de Guaynabo nos ha echado a un lado» añadió.

La mujer concluyó diciéndole al alcalde que su administración no sirve porque está totalmente desenfocado.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario