Departamento de Salud Ambiental de Ciencias Médicas liderará proyecto de la NOAA para mejorar la respuesta a los desafíos climáticos extremos en los territorios estadounidenses del Caribe

Como parte de la competencia del Climate Program Office (CPO), Regional Integrated Science and Assessments (RISA) para los territorios del Caribe de los Estados Unidos, el Dr. Pablo A. Méndez-Lázaro, quien ha trabajado por más trece años como catedrático del Departamento de Salud Ambiental de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR), y quien actualmente funge como Supervisor de Ciencias Climáticas en US-Forest Service, Office of Sustainability and Climate, desarrolló y lidera el proyecto titulado Caribbean Climate Adaptation Network: Building equitable adaptive capacities of the US Virgin Islands and Puerto Rico.

El trabajo investigativo, estudia cómo los eventos climáticos extremos que ha sufrido el Caribe en tiempos recientes destacan la importancia de la interdependencia de los sistemas de infraestructura crítica. Y cómo las fallas catastróficas en estos sistemas provocan graves efectos adversos en la salud y el bienestar de los habitantes de comunidades insulares como los Territorios de las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico. 

- PUBLICIDAD

Sobre esta situación el doctor Méndez Lázaro señaló que, “la situación se ve agravada por condiciones económicas, inequidad, niveles de pobreza, determinantes sociales, alto grado de exposición a riesgos, vulnerabilidad social y el aislamiento geográfico que interrumpe las cadenas de suministro y las respuestas de emergencia para estas comunidades. 

“Este trabajo busca abordar estos problemas reuniendo a un equipo multidisciplinario de universidades, agencias y organizaciones no gubernamentales con sede en la región del Caribe y los Estados Unidos. Nuestro objetivo es permitir la toma de decisiones efectiva que apoye la construcción de resiliencia justa y equitativa en las Islas Vírgenes y Puerto Rico”, explicó el investigador.

Durante los próximos cinco años, este equipo multidisciplinario se encargará de desarrollar estrategias viables para abordar las brechas en la planificación de la toma de decisiones y la implementación de las acciones necesarias para abordar los desafíos climáticos extremos en los territorios del Caribe de los Estados Unidos. Será un proceso de codiseño social que contará con colaboración comunitaria y gubernamental. La red de conocimiento y acción propuesta está diseñada para ayudar a desarrollar capacidades de adaptación para futuros extremos climáticos, planificar respuestas a amenazas climáticas en cascada y crisis de gobernanza. 

La investigación contó con la participación de los co-investigadores principales: Tischa Muñoz-Erickson, Mimi Sheller, Greg Guannel, Frank Muller-Karger, Masoud Ghandehari, Kim Waddell, Eric Harmsen, Jorge E. González, Patricia Chardón-Maldonado, Seth Tuler, Carlos Ramos-Scharrón, K Stephen Hughes y el Dr. José Seguinot Barbosa quien se nos estará uniendo a los esfuerzos del Proyecto.

A su vez, participaron las instituciones: USDA-Forest Service International Institute of Tropical Forestry, Worcester Polytechnic Institute, University of the Virgin Islands (UVI), City College of New York (CCNY), UTAustin, UPR-Mayagüez, University of South Florida, New York University y Caribbean Coastal Ocean Observing System (CARICOOS). 

El proyecto también contó con la participación de colaboradores tales como: FEMA Region II Mitigation and Insurance Program, Foundation for Puerto Rico, El Puente-Enlace Latino de Acción Climática, Community Action Now, Community Foundation of the Virgin Islands, St. Croix Foundation for Community Development, Islas Vírgenes Department of Natural Resources, EPA Caribbean Environmental Protection Division, EcoExploratorio, Inc. y Fundación Comunitaria de Puerto Rico. 

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario