Crisis ambiental en Vega Alta pone en peligro a empleados municipales y ciudadanía en general, legisladora Brenda Rubio hace llamado a la Alcaldesa.

La legisladora municipal de Vega Alta, Brenda Luz Rubio Mena, presentó públicamente en la mañana de hoy varias fotografías que evidencian una crisis ambiental de contaminación de terrenos por lixiviados en las facilidades del Departamento de Obras Públicas de Municipio de Vega Alta, por lo que llamó la atención inmediata de la alcaldesa María Vega para que actúe.

“Me refiero específicamente al Centro de Acopio Municipal ubicado en la Carretera #2, al lado opuesto a la Casa Alcaldía. Aunque dicho Centro tiene una certificación vigente del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), a simple vista se está poniendo en peligro la salud y seguridad de los empleados que allí trabajan. No hay control alguno de los lixiviados que terminan contaminando aire y tierra”, aseguró la legisladora que es parte de la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) en Vega Alta.

- PUBLICIDAD

Rubio Mena señaló que “dicha contaminación del terreno y cuerpos de agua adyacentes a las facilidades de Obras Públicas Municipal es provocada por los lixiviados químicos de la basura  y desperdicios sólidos depositados en el lugar por el propio Municipio. Los empleados municipales están en riesgo de contaminación  y adquirir cualquier enfermedad por patógenos al entrar en contacto con los residuos  líquidos”.

Si no se controlan adecuadamente, los lixiviados pueden contaminar los suelos y las aguas superficiales y subterráneas (acuíferos). La también educadora del sistema público de enseñanza, argumentó que “existen opciones para manejar esta situación, pero al momento parece que no es prioridad para la administración municipal”.

La literatura profesional sobre este tema seña a que los parámetros de concentración de amonio, materia orgánica biodegradable y no biodegradable, conductividad y cloruros son factores cruciales para determinar  cuál es la tecnología más adecuada para aplicar en el tratamiento de estos lixiviados. Se consideran además las características del medio receptor de los efluentes tratados, así como los límites legales vigentes.

“Mi llamado es a que este asunto se le brinde la mayor prioridad y que se presente ante la Legislatura Municipal un plan completo y realista del manejo de dicho Centro de Acopio Municipal. Cada vez que hay un aguacero se agrava la situación y esto hay que trabajarlo con la celeridad que amerita”, finalizó Rubio Mena.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario