Científicos urgen nueva zonificación en zona costanera, ante cambio climático

Científicos que asesoran al gobierno de Puerto Rico en torno al cambio climático urgieron al gobierno establecer una nueva zonificación en el área costera de la Isla allí donde el mar llega a dos pies y donde la marejada ciclónica sube a nueve pies, a los efectos de que no se autorizen nuevas construcciones allí,

Aunque el gobernador Pedro Pierluisi estableció reservas a esta petición, el grupo de científicos reiteró hoy su pedido a través de su portavoz Carlos Soderberg que insistió en una entrevista con la Revista de Medicina y Salud Pública que debe autorizarse la moratoria.

- PUBLICIDAD

El experto dijo que el impacto del cambio climático en la isla es tal que en unas cuantas décadas el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín desaparecerá como se le conoce hoy y sostuvo que la isla debe prepararse para desarrollar el Aeropuerto Rafael Hernández de Aguadilla construyendo un tren liviano que permita transportar a pasajeros desde allí hasta San Juan.

Socderberg, director de una organización de ingeniería sanitaria internacional y exdirector de la Agencia Federal de Protección del Ambiente (EPA) dijo que la zona costanera incluye «no solo donde vemos la arena»: sino un kilómetro tierra adentro. El científico recordó que la población debe ser protegida del posible impacto futuro de marejadas ciclónicas que inundaron tras el paso de María la zona este de la Isla.

«Esto no es un invento, esto fue lo que se experimentó en la zona este durante el paso del huracán María. Ese huracán fue de categoría cuatro y si nos impacta uno de categoría cinco la marejada sería de más de nueve pies». dijo.

El experto urgió al gobierno que no se permitan nuevos desarrollos en la zona señalada a menos que se construyan de manera que se proteja la salud y la seguridad de los residentes.

Soderberg respaldó absolutamente la determinación de un juez que ordenó la demolición de una verja y una piscina en el condominio Sol y Playa en Rincón, luego de que los propietarios insistieron en el desarrollo.

«Es una imprudencia insistir en construir una facilidad en una zona donde un huracán arrasó con esa piscina y esto pasó en una zona del país por donde el huracán María no entró», dijo Soderberg.

El experto dijo que los propietarios del condominio han intentado «tentar a la naturaleza» al proponerse la reconstrucción de lo que ya fue destruido en medio de un claro impacto del cambio climático.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario