A tres años de los terremotos del sur, la isla cuenta con sobre $810 millones de FEMA para su recuperación

Luego de los temblores del 2020, que afectaron principalmente a los pueblos del sur de la isla, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) ha asignado sobre $810 millones para esta región. Los fondos corresponden a unos 750 proyectos, en su mayoría para obras permanentes como la reconstrucción de edificios públicos, instituciones educativas y otros espacios en las comunidades. 

Para los municipios afectados, las asignaciones suponen unos $45.6 millones para encaminar obras de carácter permanente distribuidas en sobre 200 proyectos. Los fondos ayudarán a impulsar la revitalización de la zona a medida que continua la recuperación a largo plazo. 

- PUBLICIDAD

“Como parte de los esfuerzos para mitigar los efectos de los terremotos, el 84 por ciento de los proyectos incluyen fondos para este fin. La recuperación representa una oportunidad de reconstruir mejor de lo que había antes y nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de ayudar a que esto se cumpla”, sostuvo el coordinador federal de Recuperación por Desastres José G. Baquero. 

Asimismo, el Dr. Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica de Puerto Rico, hizo énfasis sobre los avances tras los sismos y añadió que “en cooperación con el Servicio Geológico Federal trabajamos para tener un mapa actualizado. Ese mapa es tan importante, porque de ese mapa depende que las futuras estructuras lleven los códigos de construcción sismo-resistente. Y por supuesto, que esa reestructuración que vamos a hacer, que tiene que ser bien hecha, cumpla con los criterios y que no tengamos que volver a vivir esos problemas del 2020 o de antes del 1918 donde también las estructuras cayeron.” 

Entre los proyectos destacados en el sur está la casa alcaldía de Guánica, que cuenta con sobre $4.1 millones de FEMA para demoler, disponer de y reemplazar sus instalaciones. De esa cantidad, cerca de $1 millón se destina para reforzar los pisos y el techo, así como para anclar el equipo en el techo de manera que sostenga vientos de alta velocidad. 

Sobre esta obra en el pueblo conocido como el municipio de las doce calles, el alcalde Ismael Rodríguez Ramos indicó que la demolición de la estructura se llevará a cabo entre enero y febrero de este año. Añadió que la nueva alcaldía tendrá “unos espacios comerciales en combinación con un centro de actividades que estaremos realizando y que estamos preparando el diseño.”

Por otra parte, el Recinto de Ponce de la Universidad de Puerto Rico recibió la obligación de cerca de $716,700 para reparar varios de sus edificios: la biblioteca Adelina Coppin Alvarado; el edificio académico Ruth Fortuño de Calzada y el Decanato de Asuntos Académicos, entre otros. Ya se completaron algunos trabajos en varias de las estructuras, como el empañetado en las paredes, el remplazo de lozas y una evaluación geotécnica del edificio del Decanato.

Proyectos de valor histórico y cultural

El sur de la isla cuenta con varias estructuras de valor histórico y cultural que recibieron el impacto de los terremotos. La División de Conservación Histórica y Planificación Ambiental de FEMA (EHP, por sus siglas en inglés) ha trabajado de la mano con los solicitantes del programa de Asistencia Pública para garantizar que estos proyectos cumplan con los requerimientos pertinentes de conservación histórica y ambiental. 

La Iglesia Metodista La Resurrección en Ponce, construida en 1907 y parte del Registro Nacional de Lugares Históricos, es uno de esos proyectos que ha recibido una asignación de fondos que busca preservar su valor histórico y cultural. Además de reparar los rasgos existentes, su restauración con fondos de FEMA incluye fibra de carbono y polímeros reforzados con fibra de vidrio que se agregaron al mortero y yeso en el interior del edificio para hacerlo más resistente contra futuros eventos sísmicos. Todo esto, sin afectar la propiedad histórica.

Sobre la importancia de restaurar el templo, el pastor de la iglesia Jeancarlos Ortiz Peña, comentó que “ciertamente la comunidad eclesiástica, pero también la comunidad de la ciudad va a ser impactada positivamente además de que uno de los monumentos históricos más preciado del casco urbano de Ponce va a volver a cobrar vida.”

Por su parte, el director ejecutivo de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico (COR3, por sus siglas en inglés) Ing. Manuel A. Laboy Rivera, manifestó “los proyectos de reconstrucción por los terremotos han mostrado progreso en los pasados meses. Al momento, existen 140 obras permanentes en una de las fases de ejecución que cuentan con una obligación de FEMA por aproximadamente $44.1 millones. Ahora con la disponibilidad del programa piloto del Working Capital Advance, se verá un alza en la ejecución de estas obras permanentes que los subreceptores desarrollan a la par con la misma prioridad que atienden el curso de los proyectos de reconstrucción de los pasados huracanes. En el COR3, continuaremos implementando el plan de trabajo en equipo para guiarlos en los procesos técnicos que requieren los proyectos”.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario