¿Qué le falta al plan híbrido del Departamento de Educación de Puerto Rico?

El Departamento de Educación de Puerto Rico (DE) por fin divulgó su plan de estrategias para este segundo semestre escolar.  El plan ofrece varias opciones para poder regresar a las escuelas bajo una modalidad híbrida que me alegra muchísimo. Empero, quedan muchas interrogantes de parte de los maestros, padres y estudiantes. Creo que estas preocupaciones se deben a que los gremios y las comunidades escolares no participaron en el desarrollo de dicho plan. A más de lo anterior, ejercer un liderazgo de arriba hacia abajo “top down leadership” puede crear un desastre al momento de implementar o ejecutar un plan.  Las escuelas de cada pueblo tienen sus particularidades que solo el director y los maestros conocen. Es vital que el DE ofrezca un plan para trazar una dirección clara, asimismo cada pueblo pueda modificar el plan basado en las necesidades de sus escuelas.  Es de suma importancia tener representación de los gremios y la comunidad escolar para poder crear un plan más inclusivo. El DE debe de promover el diálogo a través del liderazgo participativo “democrático”. Este estilo de liderazgo permite crear un mayor compromiso porque cuenta con las aportaciones de la comunidad escolar y promueve la retroalimentación.  

El país aún tiene muchas preguntas que el plan de estrategias del DE no contesta. La agencia no sabe cuántas escuelas están habilitadas y listas para abrir, que es algo insólito, que quizás se debe a la falta de participación de la comunidad escolar. No sabemos qué regiones o pueblos se van a considerar para abrir basado en los números de contagios. Aún las escuelas necesitan crear rutinas diarias para educar a los estudiantes en cómo implementar los protocolos de salubridad. Por cierto, existen ejemplos de escuelas privadas en Puerto Rico que han tenido éxito con la implementación de estas rutinas diarias para los estudiantes y los padres.  Tampoco se sabe cuáles son los profesionales de la salud de cada pueblo que van a ayudar con el sistema de rastreo. No está claro cómo este plan garantiza la protección de los maestros y todas las personas que trabajan en las escuelas. Más significativo, es que aún quedan problemas por resolver con el acceso a internet y la falta de equipo tecnológico para fortalecer la educación a distancia.  

- PUBLICIDAD

Opino que es muy democrático que los padres puedan escoger entre una educación en línea o presencial para sus hijos, pero esto puede implicar que el DE tenga que reclutar más maestros para atender esta situación que afectará el plan hibrido porque los estudiantes van estar divididos y esto conlleva mucha preparación de parte del maestro. Algo muy apremiante, es que el plan no contempla cómo se va a facilitar la recuperación del aprendizaje de los estudiantes más vulnerables y desfavorecidos. 

Trágicamente, las guaguas escolares en su mayoría no están listas para comenzar y tampoco tienen un protocolo de salubridad a seguir. Por último, quiero dejar claro que todos tenemos que trabajar en equipo pensando siempre en lo más importante, “nuestro eje”, que son nuestros estudiantes.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario