Presidente de la Cámara le responde al gobernador tras interpelación de secretaria designada del DE

El presidente de la Cámara de Representantes expresó que la larga duración de la interpelación se debió a la estrategia de dilación y evasión de la secretaria designada del DE.

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, le dijo el viernes al gobernador, Pedro Pierluisi, que la larga duración del proceso de interpelación de Elba Aponte se debió a la estrategia de dilación y evasión de la cual se valió la designada Secretaria del Departamento de Educación (DE), Elba Aponte Santos.

Del mismo modo, afirmó que la razón por la cual se utilizó el mecanismo de interpelación fue por tratarse de una situación extraordinaria, provocada precisamente por su insistencia de iniciar las clases en marzo.

- PUBLICIDAD

“En circunstancias normales no hubiese sido necesario un proceso de interpelación, no obstante, ante la insistencia del Gobernador de iniciar las clases en marzo, hubo que acelerar todo de manera que todas las dudas existentes se pudieran aclarar. No hay tiempo de estar enviando cartas y comunicaciones que tardan semanas en ser contestadas. Este asunto hay que atenderlo con premura, y bajo ninguna circunstancia vamos a permitir que nuestros niños regresen a la escuela de manera presencial sin que se nos garantice que van a estar seguros y protegidos ante el COVID-19”, subrayó Hernández.

“Lamentablemente muchas de las dudas de los padres, maestros y la comunidad escolar no pudieron ser aclaradas porque la designada secretaria de Educación se valió de estrategias de dilación y evasión para no contestar las preguntas”, subrayó.

Del mismo modo, Hernández explicó que las interpelaciones a jefes de agencia forman parte de un compromiso programático de los miembros de la mayoría para mantener una comunicación continua, trazar un plan de trabajo y lograr una rendición de cuentas efectiva que mida las estrategias de política pública programadas.

Finalmente, el presidente de la Cámara indicó que el mal manejo del tiempo por parte de la delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) también influyó en que la interpelación se extendiera. “Los miembros de la delegación del PNP no acordaron Reglas de Debate lo cual obligó a que se manejara el proceso con los 15 minutos reglamentarios por cada representante”, añadió.

“Como presidente de la Conferencia Legislativa Pierluisi debió instruir a los legisladores a que fungieran como facilitadores en vías de que las interrogantes fueran contestadas. Sin embargo, lo que hicieron fue hacer espectáculos con el fin de desviar la atención pública”, concluyó.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario