Los Secretarios de Justicia deben ser electos por el pueblo de Puerto Rico

Columna de opinión del Dr. Eugenio Matías Pérez.

Para algunos, un proceso electoral para escoger a un Secretario de Justicia provee demasiada oportunidad para influencias o conflictos de intereses. Sin embargo, no podemos afirmar que una designación esté ajena a la política. Puerto Rico debe evaluar la funcionalidad del puesto de Secretarios de Justicia a través de sus resultados históricos. ¿Realmente ha sido de beneficio para Puerto Rico que los Secretarios de Justicia, hayan sido designados por los Gobernadores?

En mi opinión siempre he creído que los Secretarios de Justicia deben ser electos por el pueblo. Es mi pensar, que la corrupción que existe en nuestro gobierno, en parte, es el resultado de la confianza que existe entre Secretarios de Justicia y Gobernadores. En Puerto Rico, los Gobernadores están por encima de los Secretarios de Justica. Lo ideal es que ambos estén en el mismo al mismo nivel. En nuestro sistema de gobierno, las tres ramas tienen igualdad de poder y ninguna está por encima de la otra. Entonces ¿Por qué tener un Secretario de Justicia por debajo del Gobernador?

Cuando evaluamos los hechos históricos, podemos apreciar como la figura del Secretario de Justicia está subyugada a la política de los gobernadores. En casos, hasta no se atienden referidos por defender la figura del gobernador por encima de los intereses del pueblo. Podemos citar varios ejemplos sobre esto. El Vocero reportó el 16 de septiembre de 2018, que la entonces Secretaria de Justica, Wanda Vázquez, no quiso intervenir en una investigación sobre unos vagones extraviados. En un chat provisto por el entonces Secretario de Hacienda Juan Maldonado, Vázquez Garced manifestó sobre un referido: “Que no hay acción criminal y no requiere intervención de Justicia. Así no me ponen en posición de investigar y emitir expresiones”. Evidencia sobre su intensión de no emitir opinión e investigar, cuando era su deber ministerial. En el mismo chat, la entonces Secretaria de Justicia manifestó sobre otro referido: “Por otro lado, la fiscal Castellón ya analizó el referido de Salud y hay elementos para investigar. Mañana necesito hablarle para que tomen una decisión en Fortaleza.” Precisamente demuestra nuestro planteamiento, que existe una subyugación y quien toma lase decisiones sobre los Secretarios de Justicia es Fortaleza.

Esta práctica de no atender referidos lleva décadas en Puerto Rico y ha trascendido ambos partidos de mayoría. Durante la administración de Alejandro García Padilla, se refirió a Justicia una compra de terrenos a sobreprecio en el Corredor Ecológico del Noreste. Sobre este caso, el centro de periodismo investigativo publicó el 5 de abril de 2017: “A un año de estos hallazgos, solo el Departamento de Justicia investigó; pero engavetó el asunto unos días antes de que culminara la administración de Alejandro García Padilla.” Este engavetamiento hubiese sido más difícil de concretarse bajo nuestra propuesta. Al elegirse los Secretarios de Justicia a dos años después de las elecciones generales, se hubiese dado continuidad al mencionado referido. 

El 10 de Diciembre del 2013, Primera Hora reportó que el entonces Secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, utilizó sus influencias para ayudar a un amigo que fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol. Hecho público que llevó al entonces Secretario de Justicia a renunciar y desmereció el respeto, prestigio y credibilidad que debe tener la figura del Secretario de Justicia.

Por otra parte, Noticentro reportó sobre una pesquisa que levantó el Senado bajo la administración del Gobernador Luis Fortuño: “Entre otros señalamientos, la pieza legislativa menciona la supuesta inacción de la pasada administración de Justicia para atender los referidos de otras agencias estatales y de entidades federales, atrasos en el Registro de la Propiedad, los desaciertos judiciales de Sánchez Ramos y alegados cuestionamientos de violaciones de derechos civiles y constitucionales de personas sometidas a procesos criminales en ausencia.” Nuevamente, la inacción de atender referidos, aflora como la tendencia de quienes ocupan el sitial.  

Los hechos que hemos presentado sobre las ejecutorias de algunos Secretarios de Justicia, son ínfimos y apenas superficiales para lo que existe en nuestra historia. A partir de lo mencionado, el pueblo debe preguntarse: ¿Sus ejecutorias hubiesen sido distintas de estos ser electos por el pueblo?

Es nuestro pensar, que de los Secretarios de Justicia ser electos por el pueblo, su ejecución sería distinta. Por lo menos, no estarían subyugados a un Gobernador, gozarían de mayor autonomía y el pueblo le pasaría factura por sus resultados. Para que funcione, el Secretario de Justicia debe ir a elecciones dos años después de las elecciones generales, por un termino de cuatro años. De esta forma, evitamos que los Secretarios de Justicia corran con las planchas tradicionales de los partidos en las elecciones generales y continúe la subyugación existente.  Desligar la figura de los Secretarios de Justicia de la confianza de los Gobernadores es necesario para que Puerto Rico progrese. Lo ideal sería que los Secretarios de Justicia se deban a la gente y trabajen por el pueblo y para el pueblo. No para un gobernador de turno.

Escribir un comentario