Joanne Rodríguez Veve dice que se debe tener cuidado de «hacerle eco a voces agitadoras que eligieron irse del país para vivir con aire central»

“Tengamos cuidado de hacerle eco a voces agitadoras que eligieron irse del país para vivir con aire central en otras coordenadas.”

Expresiones de la senadora Joanne Rodríguez Veve sobre LUMA y las recientes convocatorias de protesta en contra de la agencia.

LO CORTÉS NO QUITA LO VALIENTE. La reconstrucción del sistema eléctrico para asegurar un servicio confiable y a costos asequibles exige, como mínimo, la renegociación de las condiciones contractuales con LUMA, además de hacer cambios en la gerencia del Administrador del sistema eléctrico; o, en la alternativa, cancelar el contrato mediante un proceso ordenado e institucional, como lo establece el acuerdo actual.

- PUBLICIDAD

Comparto el reclamo de quienes creemos inaceptable la ejecutoria de LUMA y el desdén gubernamental en su función fiscalizadora, y que, por lo tanto, exigimos a viva voz el sistema eléctrico que merecemos para satisfacer las más elementales necesidades humanas.

Sin embargo, no avalo la incitación social que busca generar caos, desasosiego y que va dirigida a desarticular nuestras instituciones y el orden constitucional.

Tengamos cuidado de hacerle eco a voces agitadoras que eligieron irse del País para vivir con aire central en otras coordenadas.

Seamos contundentes, pero mesurados. Actuemos con premura, pero sin frenesí. Nadie quiere volver al pasado ni estar peor de lo que estamos.

Hoy tenemos razones justificadas para protestar pacíficamente y exigir solo el mejor servicio eléctrico, pero ¡cuidado! Quienes hoy se montan en la ola de un reclamo válido -con el que yo también estoy de acuerdo-, mañana le echan gasolina al fuego para seguir avivando disturbios que nos lleven a la desestabilización social. Y así, allanar el camino de sus metas políticas. El entrelazamiento de algunos miembros de la farándula y los partidos políticos de izquierda no es coincidencia, pensar así sería una ingenuidad. Lo tienen fríamente calculado. Estos partidos saben utilizar muy bien la indignación del pueblo para servirse, mientras se aprovechan del desgaste de la esperanza para erigirse como los “salvadores” de la patria.

¡Cuidado! En guerra avisada no muere gente.

Las circunstancias exigen un proceso pensado que no ponga en riesgo los fondos requeridos para la reconstrucción efectiva y eficaz de nuestro sistema, que es lo que realmente queremos todos.

El representante del interés público, Tomás Torres Placa, traza la siguiente ruta de acción:

  • renegociar el contrato
  • Bajar el costo del contrato por lo menos a la mitad
  • Desarrollar una mejor estructura que lo supervise el cumplimiento del contrato
  • Reintegrar a los cerca de 3000 empleados de energía eléctrica que movieron a otras agencias y que tienen el peritaje necesario para reconstruir el sistema.
  • Cambiar la gerencia de LUMA por otra que sea más eficiente y más sensible al pueblo para el cual trabajan.

Nos toca actuar con determinación, recordando que “lo cortés no quita lo valiente”.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario