Expresiones del gobernador Pedro Pierluisi tras aprobación del proyecto de estatus en Cámara de Representantes federal

Hoy es un día histórico para los 3.2 millones de ciudadanos americanos de Puerto Rico en la lucha por los derechos y la igualdad. Hoy, por primera vez en su historia, la Cámara de Representantes federal aprobó un proyecto de ley que busca resolver de manera permanente el estatus territorial de nuestra Isla y compromete al Congreso a ejecutar la voluntad de nuestra gente. Este es un paso más en la dirección correcta hacia el fin del colonialismo en la Isla, respondiendo así a los deseos y reclamos de nuestra gente en la búsqueda de la igualdad.

Esta no ha sido una lucha fácil y aún nos queda trabajo por hacer. Y todavía hay quienes se escudan en la espera de un consenso, en el apoyo simplista a la autodeterminación y en nuestros desafíos económicos para evitar enfrentar la discriminación que día a día sufrimos los puertorriqueños, o simplemente ven nuestro estatus como un asunto político.

- PUBLICIDAD

Sin embargo, la descolonización de Puerto Rico es un asunto de derechos civiles y el actual estatus territorial no tiene el respaldo de nuestros ciudadanos, puesto que ha sido rechazado en varias ocasiones. Ante esto, debe ser más que evidente a cada miembro del Congreso, al igual que a cada estadounidense, que todos los ciudadanos americanos debemos ser tratados con igualdad.

La igualdad es la base de nuestra Constitución que expone que ‘todo hombre (y mujer) son creados iguales’; en honor a nuestros valores democráticos debemos tener ‘un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo’; y tenemos que reconocer que el voto es la herramienta más sagrada de nuestra democracia.

Sin embargo, los 3.2 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico carecemos de igualdad, no tenemos representación justa en el gobierno federal y no podemos votar por el Presidente y el Vicepresidente de nuestra Nación. 

No deberíamos tener que venir al Congreso para solicitar fondos para el Medicaid, para asistencia nutricional o para el Seguro Social Suplementario. Deberíamos tener los mismos derechos que tienen los ciudadanos americanos que residen en los estados.

El H.R. 8393 busca corregir esas injusticias, pidiéndole a los puertorriqueños y puertorriqueñas que escojan entre opciones de estatus no coloniales y no territoriales, comprometiéndose a implantar su decisión.  Y una de esas opciones, la Estadidad, la cual los votantes en la Isla han apoyado varias veces y que yo sé volverán a apoyar, garantiza que sean tratados con igualdad bajo la bandera americana.

Eso es lo que significa la aprobación de un proyecto de ley como el H.R. 8393. Provee un camino hacia la Igualdad, un camino hacia la Estadidad. 

Agradezco profundamente a mi amigo y líder de la Mayoría Demócrata, Steny Hoyer, porque en su búsqueda de la igualdad para todos los puertorriqueños, ha honrado una vez más su compromiso con Puerto Rico y ha demostrado ser un verdadero aliado y amigo de nuestra gente. Con sus acciones, apoyo y liderazgo firme para terminar el estatus colonial de Puerto Rico, ha enaltecido los valores democráticos de nuestra Nación.

También, agradezco a la comisionada residente, Jenniffer González Colón; al presidente del Comité de Recursos Naturales, Raúl Grijalva y a los congresistas Darren Soto, Nydia Velázquez y Alexandria Ocasio Cortés porque por su trabajo en conjunto, enfrentándose al colonialismo, esta medida fue aprobada.

Ahora es una realidad que la mayoría clara de los miembros del Congreso están de acuerdo en que la voluntad del pueblo puertorriqueño debe, no tan solo ser escuchada, sino aceptada e implementada. 

Nosotros continuaremos defendiendo los derechos de los 3.2 millones de ciudadanos americanos que residen en Puerto Rico porque no tan solo queremos la igualdad, sino que nos la hemos ganado y no pararemos hasta conseguirla.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario