Controversia por pruebas de COVID-19 deja al descubierto falta de comunicación en el gobierno

Esto fue lo que sucedió hoy.

La controversia que se produjo esta mañana luego de que saliera a la luz una carta de la exsecretaria de Salud, Concepción Quiñones de Longo, en la cual decía que no aparecían 550 pruebas de COVID-19 en la isla, ha dejado al descubierto una terrible falta de comunicación en el gobierno.

El general de la Guardia Nacional, José Reyes, explicó que estas pruebas no se perdieron, sino que fueron recibidas por Mabel Cabezas Rivera. También dijo que la exsecretaria estaba al margen de la información.

- PUBLICIDAD

Es decir, que a pesar de que la compra fue ordenada por el departamento de Salud, a la jefa de dicha agencia la dejaron excluída del proceso. Esto provocó que Quiñones de Longo escribiera una carta increpando sobre el paradero de las 550 pruebas que ordenó comprar.

Finalmente, las pruebas fueron repartidas a los hospitales pero queda la duda sobre qué tan saludable se encuentra la comunicación dentro del gobierno de Puerto Rico.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario