Cómo los agricultores y científicos modifican tus alimentos para que tengan mejor sabor

Encontrar variedad de frutas y verduras es difícil y esto en gran parte por los requisitos de los supermercados, afirma fundador de una empresa proveedora de frutas y verduras.

«Empezaron a exigir que las variedades tuvieran una vida útil más larga, por ejemplo, el tomate tuviera una piel más gruesa para que no se rompiera fácilmente», agregó.

- PUBLICIDAD

Los investigadores y agricultores están liderando una búsqueda del sabor utilizando técnicas sofisticadas para producir frutas y verduras, que puedan tengan todo el sabor y al mismo tiempo cumplan con los requerimientos de los supermercados.

El profesor Harry Klee, del Departamento de Ciencias Hortícolas de la Universidad de Florida en EE.UU está trabajando para comprender la composición química y genética del sabor de las frutas y verduras.

En el caso del tomate ha sido un sistema modelo a largo plazo para el desarrollo de fruta. Tienen un tiempo de generación corto y grandes recursos genéticos, además es económicamente el cultivo de frutas más importante del mundo.

Según el experto, es posible utilizar la modificación genética para mejorar el sabor mediante la importación de genes de otras especies. Sin embargo, en gran parte del mundo estos productos son prohibidos.

La firma estadounidense Pairwise está trabajando en nuevas variedades de frutas y verduras utilizando CRISPR, una tecnología de edición de genes con licencia de Harvard, el instituto de Broad y el Hospital General de Massachusetts.

Uno de los primeros productos en los que trabaja esta firma es una zarzamora sin semilla, que podría tener un sabor más consistente y también están trabajado en una cereza sin hueso.

Tomado de BBC

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario