Biden ganó. ¿Ahora qué?

Hay muchas cosas sobre la mesa antes que pueda tomar posesión

Agencias de noticias y expertos declararon ayer, sábado, al demócrata Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos, pero el camino para que su certificación y juramentación ocurra tomará tiempo, si se consuma su elección luego de los litigios.

El presidente republicano Donald J. Trump, quien se convierte en los pocos que han perdido la carrera a la reelección, adelantó que mañana, lunes, comenzarán a mover casos judiciales en contra de los resultados electorales por considerarlos fraudulentos, pero no presentó evidencia.

- PUBLICIDAD

Su equipo de campaña ya había incoado varios casos que fueron desestimados por razones similares, al no poder probar que los votos que se estaban contando fueron ilegales, como Trump alega. Los casos que alega que someterán podrían tomar entre una y dos semanas en tribunales de circuito, de apelaciones, hasta llegas la Corte Suprema, donde los conservadores tienen mayoría absoluta luego que Trump nombrara a la jueza Amy Coney Barrett.

La presidencia y vicepresidencia de Estados Unidos las deciden 270 personas o más de las 538 que componen el colegio electoral. Por eso es posible que un candidato gane el voto popular con el favor de la mayoría de los millones de ciudadanos que acudan a las urnas, pero no gane la presidencia si no obtiene la mayoría en el colegio electoral.

Luego que en estas elecciones generales de noviembre los votantes eligieran a los delegados que posteriormente votarán por el presidente, estos proceden a votar en una asamblea especial.

La votación de los delegados al colegio electoral se realiza el lunes después del segundo miércoles de diciembre, este año el día 14.

En la historia de Estados Unidos, cinco presidentes han ganado la posición sin contar con el voto popular, siendo el incumbente Donald Trump (2016) y George W. Bush (2000) -ambos republicanos- los más recientes.

Solo dos estados, Maine y Nebraska, dividen sus delegados según el por ciento del voto popular. El resto de los 48 estados y el Distrito de Columbia hacen votar a todos sus representantes por el candidato que más votos sacó, o cómo dice la canción del grupo sueco ABBA, el ganador se lo lleva todo (The Winner Takes it All).

La Constitución no les exige a los delegados que sigan el voto popular de su estado, pero es raro que alguno no lo haga.

La ley federal establece que los estados tienen hasta el 8 de diciembre para certificar los ganadores del proceso electoral y cómo votarán sus delegados.

Aunque los resultados se conocerían ya, el Congreso se reúne en una asamblea conjunta para contar los votos de los delegados del colegio electoral, y declararlos oficialmente. Ese evento se realizará el 6 de enero de 2021 a la 1:00 de la tarde.

El presidente electo juramentaría al cargo el 20 de enero de 2021.

- PUBLICIDAD -
Escribir un comentario