8,760 oportunidades para cambiar la economía

En Puerto Rico, la temporada navideña presume de ser “la más larga del mundo”. Nuestra Navidad suele estar llena de fiestas, reuniones, parrandas que son la versión de Puerto Rico de villancicos con esteroides, mucha comida, bebida, diversión y eventos festivos; esta Navidad pandémica no se acerca a lo que es nuestra Navidad.

Todo el 2020 ha sido un año de enormes dificultades, la peor crisis de salud que haya enfrentado el mundo. La crisis del COVID-19 ha infectado a 76,894,670 millones de personas con 1,696,299 muertes en todo el mundo y en los Estados Unidos 323,745 han muerto, esto es una cifra que se acerca a los 407,316 que murieron durante durante los 5 años de la segunda guerra mundial, ciertamente números enormes. 

- PUBLICIDAD

En Puerto Rico, el número de casos es de 63,419 con 1,294 muertes y hemos tenido un aumento de 48.25% en los últimos 30 días hasta el 20 de diciembre. 

Ahora bien, el primer rayo de esperanza llegó el martes pasado en forma de la vacuna de Pfizer y BioNTech para atacar el COVID-19 que comenzó a distribuirse inicialmente a los médicos, enfermeras, trabajadores del sector de salud, y las personas claves en el cuidado de la salud.

El segundo rayo de esperanza llego el viernes pasado, cuando se aprobó la segunda vacuna COVID-19 de Moderna, Inc., que nos proporciona una herramienta adicional para combatir el COVID-19. Por lo tanto, la recuperación en forma de V ahora se llama recuperación en forma de vacuna, que será el tema para hacer del 2021 un año mejor al que dejaremos atrás próximamente.

El mundo todo lo que este a nuestro alcance para detener la pandemia del coronavirus con una vacunaciones masiva y permitiendo asi que se logre un crecimiento económico sostenido, robusto y seguro en el 2021.

Sino vacunamos masivamente, continuaremos experimentando la incertidumbre que trae consigo la pandemia del COVID-19, y tener ese nivel de incertidumbre es lo opuesto para que cualquier actividad económica cree un impulso sostenido y mejoren nuestras condiciones.

Las vacunas de Pfizer / BioNTech y Moderna, Inc. y otras en desarrollo podran ahora administrarse masivamente en todo el mundo para reducir y finalmente detener la propagación de la pandemia.

A medida que la crisis y las oleadas disminuyen, también disminuye la incertidumbre hacia cualquier actividad económica; a medida que la tensión se disipa, constribuye a solidificar empresas, gobiernos, corporaciones, trabajadores y ciudadanos.

Si bien había en el mundo muchos otros problemas, al aparecer el COVID-19, una enfermedad desconocida potencialmente mortal evaporó en semanas toda capacidad de los gobiernos y las empresas para enfrentar este gran desafío. Hasta ahora, no se conocía una forma de curar el COVID-19 y así evitar los contagios.

A medida que Estados Unidos y Puerto Rico, junto a muchas otras naciones en todo el mundo, comienzan a delinear el camino para permitir que sus respectivos motores económicos enciendan todos los cilindros, las presiones son relativamente altas. Los estimados de consenso en pérdidas en todo el mundo han subido a sobre $15 trillones.

Hay tres acciones que el Gobierno de Puerto Rico debe emprender para mejorar las posibilidades de éxito ahora que se acerca el fin de la pandemia:

  1. Balancear las necesidades de todos los constituyentes: Aunque estamos de acuerdo en que preservar la vida es la clave. Algunas de las restricciones impuestas en Puerto Rico desafían la lógica; Para empezar, el toque de queda actual de las 9:00 pm y el cierre de todas las tiendas y restaurantes a las 8:30 pm son perjudiciales para el sector detallista ya altamente debilitado. Reducir las horas de operación tiene el efecto contrario en lugar de reducir el público asistente, obliga la mayoría para ir simultáneamente.
  • Cómo están sufriendo los emprendedores en Puerto Rico:
  • 54.7% afirma que la situación económica es su mayor preocupación.
  • 51.3% afirma que los impuestos son demasiado altos y es su segunda preocupación.
  • 37.3% siente que la burocracia gubernamental afecta su negocio.
  • 36% afirma que la pandemia ha empeorado mucho los negocios.
  • 43.3 de todos los negocios han cerrado en promedio, 100 días.
  • 84.7% siente que Puerto Rico está en recesión.
  • 71.3% no ha tenido COVID-19.

Para evitar una crisis, todos estos emitidos deben convertirse en elementos de acción para que el Gobierno cambie las condiciones operativas actuales.

2. Período de transición: el gobierno debe establecer un camino que implique volver a capitalizar con dinero del Gobierno a todos los negocios afectados por las medidas de cierre y horarios restrictivos, esta deberá ser una cantidad significativa de capital en pagos directos a las empresas más afectadas por las medidas COVID-19. 

Durante el período de transición, la mayoría de las empresas recibirían un pago que les permitiría recuperarse y comenzar su operación regular con suficiente capital para prosperar; al menos el 60% de todas las empresas han declarado que no tiemen suficiente dinero para continuar operando. Ya se ha informado que el 33% de las pequeñas y medianas empresas han cerrado y debemos aseguranos que se estableca un nuevo clima de inversión que les permita reabrir para recuperar su antigua gloria.

3. ¿Qué deben esperar los inversionistas?

Si fundamentalmente vemos un 2021 más prometedor, debe ir acompañado del paquete de estímulo del Congreso. No espere experimentar las condiciones recesivas a principios de año; sin embargo, creemos que los meses iniciales de 2021 serán mucho más bajos de lo proyectado inicialmente. 

El mercado de valores actual se encuentra en las etapas iniciales de un nuevo ciclo  expansivo, pero es probable que la recuperación tome más tiempo y se tambalee un paco antes de tomar un paso firme y de mas larga duración. Habiendo dicho eso, los inversionistas deberían anticipar la volatilidad continua a medida que nos sumergimos en el año 2021.

En conclusión, el año 2021 trae consigo 8,760 oportunidades para cambiar la economía. Estas son oportunidades tanto para el gobierno como para el sector privado, para elaborar con la administración del gobernador-electo, Pedro Pierluisi, una nueva forma de trabajar que permitirá a las empresas a pivotar, recuperarse y mejorar sus operaciones. 

El Gobierno tiene que implementar un clima de inversión más robusto para que los inversionistas, empresas e individuos incentivando que prosperen, permitiendo que Puerto Rico se convierta en un imán para la inversión local y extranjera; 2021 = 8,760 Oportunidades para cambiar la economía.

- PUBLICIDAD -
Artículo anteriorCuestionan a Natalie Jaresko su oposición a una medida para la representación legal de las personas pobres
Artículo siguienteLíder demócrata dice que no hay mandato para la estadidad
El Sr. Rodríguez Castro es el presidente y director ejecutivo de Birling Capital desde su creación y administra todos los aspectos de su práctica. El Sr. Rodríguez Castro, con más de 25 años de experiencia, ha sido un ejecutivo clave en empresas gubernamentales, globales, multinacionales y públicas, así como un asesor corporativo clave para múltiples entidades en una diversa gama de segmentos de mercado. Ha participado en la estructuración de más de $ 10 mil millones en transacciones de Finanzas Municipales, Corporativas, Comerciales, Basadas en Activos, AFICA y Fusiones y Adquisiciones. El Sr. Rodríguez Castro ha sido director de UBS, presidente y CEO del Banco de Desarrollo Económico y ocupó cargos de alto nivel crediticio en el sector de banca corporativa. También es un líder clave en promover la participación del sector privado en la formulación de la política pública del país apoyando a los gobiernos en sus esfuerzos por lograr y mantener un desarrollo económico sostenido para Puerto Rico. Además de sus funciones administrativas, fue el fundador de la Coalición del Sector Privado, una asociación sin fines de lucro. Como miembro de la junta de la Cámara de Comercio de Puerto Rico a partir de 2006, organizó, fundó y preside la Conferencia de Puerto Rico una conferencia de inversión macroeconómica.
Escribir un comentario